Logo Normogel

actualidad > Blog

Los 5 postres que nunca fallan

Los 5 postres que nunca fallan

2017-11-30/

¿Eres de los que se portaba bien solo para que no le castigaran sin el postre?  Sigue leyendo porque tenemos la receta de los 5 postres que nunca fallan.

El postre se caracteriza por ser un plato dulce que se toma al final de la comida. Todo postre es clave para finalizar un gran festín. Un buen anfitrión ofrece a sus invitados un postre que satisfaga su paladar y sea la ‘guinda’ del pastel de una velada perfecta.

Muchos lo eligen como elemento para sorprender a sus invitados y endulzar el momento. Otros prescinden de él porque lo ven innecesario, sobre todo después de una comida copiosa. Pero sin duda es la comida que más expectación despierta.

A pesar de que tengas tu postre favorito, las posibilidades son infinitas, y quizás cambies de opinión si pruebas uno de los 5 postres que nunca fallan (y tu favorito no está entre ellos).

Es difícil hacer una selección, nosotros hemos elegido los 5 postres que nunca fallan de diferentes categorías. Toma nota y conviértete en todo un chef.


1.     Carrot cake

La tarta de zanahoria sin duda es la favorita de muchos gracias a su agradable sabor y su textura esponjosa. Al ligero sabor a zanahoria y canela, se le junta la textura y sabor de las nueces en cada bocado.

El pastel de zanahoria tiene su origen nada más y nada menos que en la Edad Media, cuando utilizaba la zanahoria como endulzante en los platos. En aquella época, encontrar algo que endulzara los platos era tarea difícil, por lo que recurrían a esta verdura de toque dulce especial. Además, era mucho más fácil de encontrar que cualquier otra verdura, como la remolacha.

A pesar de ser más conocida como ‘tarta de zanahoria’ su aspecto mucho tiene que ver con el de un bizcocho, debido a su preparación, ya que todos los ingredientes son húmedos. Entre ellos, para hacer una deliciosa tarta de zanahoria deberás disponer de huevos azúcar, zanahorias, canela y nueces.

Pero como cada maestrillo tiene su librillo, no hay nada como darle un toque personal a tu postre. En este caso, puedes añadir frutos secos, pasas, piña, jengibre, coco o manzana.

Si aún no la has probado, cuando lo hagas probablemente te enamores perdidamente de ella.


2.     Mochi

Este postre japonés se ha convertido en el triunfador indiscutible de la cocina moderna.

Probablemente nunca hayas oído hablar de él, aunque poco a poco se está haciendo popular entre los paladares más exquisitos.

Se trata de un pastel de arroz, hecho de mochigome, un tipo de grano japonés de arroz glutinoso. El arroz se aplasta hasta conseguir una pasta, que se moldea con la forma deseada.

Su característica más curiosa es su textura pegajosa, debido a los polisacáridos. Su viscosidad y elasticidad se aprecian al masticarse, lo cual no te dejará indiferente.

Este postre popular en Japón se utiliza por excelencia para cualquier tipo de celebración.



3.     Macedonia

Sin duda el más sano de todos los postres. Se compone de una mezcla de frutas cortadas en trocitos y aderezada con azúcar, zumo o licor.

En muchos lugares es conocida como ensalada de frutas, cóctel de frutas o tutti frutti.

Su nombre tiene origen en el Imperio Macedónico de Alejandro Magno, del 365 a.C. al 323 a.C. en el cual había una mezcla de razas, culturas, idiomas, tradiciones y estilos que sirvieron para inspirar el nombre de este postre.

Es parte de la gastronomía de muchos países, España entre ellos.

Para los más golosos, se puede acompañar con helado, zumo de naranja, almíbar, yogur o crema de leche.




4.     Sorbete

Este postre helado es el más ligero de la selección de los 5 postres que nunca fallan en la mesa. Es el antecesor del helado históricamente y se diferencia de éste en que no contiene ingredientes grasos ni yema de huevo, sino que se elabora a partir de agua y glucosa. Así su textura lo hace más firme, líquido y menos cremoso que el helado.

Su ingrediente principal es un zumo de frutos, vino, cava aguardiente o licor. También suele utilizarse una infusión de hierbas a la que se añade sirope o miel.

Su origen data de hace 4.000 años en Mesopotamia, cuando se utilizaba la nieve de las montañas para enfriar la pulpa o el zumo. Posteriormente, en la Edad Media se descubrió que añadiendo sal al hielo se conseguían temperaturas muy bajas que permitían congelar la mezcla.


5.     Helado

Este postre congelado es un clásico para acabar la lista de los 5 postres que nunca fallan. Se hace a partir de productos lácteos como leche, crema y una combinación de frutas u otros ingredientes y sabores.

Pero no todos los helados son iguales. Puedes encontrar helados industriales, con colorantes artificiales, saborizantes y estabilizadores, una opción económica si es lo que buscas.

En cambio, los helados artesanales se elaboran en pequeñas fábricas a través de procedimientos manuales. En su elaboración solo se utilizan productos frescos, sin conservantes ni colorantes. Esta es tu mejor opción si quieres un postre saludable.

​​​​​​​


Si te ha entrado el hambre, ponte manos a la obra y descubre el gran chef que llevas dentro haciendo uno de estos 5 postres que nunca fallan, o todos.