Logo Normogel

actualidad > Blog

Hacer deporte al aire libre: consejos y precauciones

Hacer deporte al aire libre: consejos y precauciones

2017-09-20/quemaduras,precauciones,cuidados,consejos

Hacer deporte es sinónimo de salud. Mejora la forma física, se descansa mejor y aumenta la energía. Sin embargo, practicar deporte puede derivar en una lesión si no se toman las medidas necesarias. De ahí la importancia de tomarse el tiempo suficiente para estirar previamente, llevar la equipación adecuada para cada actividad y tener en cuenta las condiciones del lugar donde se practica deporte. Piénsalo, ¡es mejor prevenir que curar!

Con la llegada del buen tiempo, el parque, la calle o una cancha al aire libre se convierten en tus espacios preferidos para hacer deporte. Pero cuidado, el deporte al aire libre puede conllevar quemaduras en la piel.


¿Cómo prevenir las quemaduras?


  • Rozaduras o quemaduras por fricción: salir a correr, practicar tenis, volley ball o cualquier otro deporte, puede producir las molestas rozaduras en los talones. Un buen calzado es esencial para evitar que ocurra por eso en tu bolsa de deporte. Lleva siempre contigo Normogel Quemaduras, cuya acción inmediata te aliviará y protegerá gracias a su efecto antibacteriana encaso de rozadura. 

       


  • Quemaduras solares: en menos de lo que piensas, tu piel puede estar recibiendo mucha radiación solar si haces ejercicio al aire libre. Las quemaduras, especialmente en el rostro, los brazos y rodillas, pueden ser dolorosas, además de poco estéticas. Es importante utilizar la ropa adecuada para hacer deporte y cuidar tu piel. Por ejemplo, durante la primavera o el verano, cubre las zonas más sensibles a posibles quemaduras, como los hombros. Es importante prevenir las quemaduras con crema de protección solar pero también   es esencial actuar rápido cuando se produzcan. Normogel Quemaduras te aliviará y calmará la irritación al instante.


  • Quemaduras por objetos: imagina que estás estirando y te ayudas de un pasamanos del parque o del reposabrazos de un banco. El calor acumulado en estas zonas metálicas puede producirte una quemadura en cualquier parte del cuerpo.


  • Abrasión por una caída: brazos, piernas, rodillas y rostro pueden ser las partes de tu cuerpo más perjudicadas. La prevención es esencial para que este tipo de lesiones no ocurran. Equípate adecuadamente con coderas, cascos, rodilleras u otros elementos de seguridad.

Recuerda, los beneficios del deporte son muchos, siempre y cuando cuides tu piel de posibles quemaduras. Si tienes en cuenta estos consejos no tendrás ningún problema y podrás disfrutar del deporte como nunca.


¿Cómo debo ir equipado?


A la hora de practicar deporte, hay que escoger cuidadosamente nuestra indumentaria, ya que seleccionar adecuadamente la ropa que vamos a llevar, puede evitarnos más de un susto.


  • Llevar ropa deportiva: puede parecer una obviedad, pero te sorprenderás de la cantidad de gente que sale a hacer deporte con una vestimenta poco apropiada. Hay que evitar todo aquello que nos reste movilidad y que sea molesto al correr. Por ejemplo, unos pantalones que no nos permitan correr con comodidad pueden provocar que nos vayamos tropezando y que finalmente terminemos cayendo al suelo con las consecuencias que todo ello trae consigo: quemaduras, raspones, moratones...


  • Complementos para el sol: si sales a practicar deporte a hora en las que las radiaciones del sol siguen siendo fuertes, sería conveniente utilizar una gorra y llegado el caso, llevar unas gafas de sol, sobre todo si la actividad está relacionado con la bici o algo del estilo, en la que la velocidad es importante.  Un simple destello de un rayo de sol puede acabar provocando una caída. ¡Hay que ser previsor!


  • Hidratación: sobre todo durante los meses de más calor, hay que beber agua cada poco tiempo debido a la deshidratación. Por ello no estaría de más llevar un botellín de agua fresca para tomar durante los descansos. ¡Truco! Una buena técnica para evitar que se caliente el agua, es llevar congelada  algo más de la mitad de la botella, de esta manera el agua se irá descongelando poco a poco por el calor y no estará caliente cuando la vayas a beber.


¿Cómo actuar ante las quemaduras?


A pesar de todas las precauciones, nunca estás a salvo de una caída que te provoque una quemadura, una herida, un moratón… por ello es muy importante actuar con rapidez ante esta circunstancia.


  • Desinfectar la herida: lo primero que deberás hacer es lavar bien la herida. En caso de una quemadura, la puedes lavar con agua y posteriormente aplicarle un hidrogel como es el caso de Normogel Quemaduras en Spray. Si es una herida, deberás desinfectarla con el producto adecuado para prevenir infecciones y evitar que la herida vaya a más.


  • Hacer deporte con quemaduras o heridas: En el caso de tener una herida o una quemadura pero se siga realizando ejercicio, conviene tomar todo tipo de precauciones para evitar lastimar la zona afectada.  Principalmente habrá que proteger la zona lastimada con un vendaje o algo similar, para que en caso de nuevas caídas, la herida no se vea afectada y vaya a peor.                                                                                                                   


  • No improvisar remedios: Nunca te fíes de los remedios populares para hacer frente a las quemaduras, la gran parte de ellos te van a resultar inservibles para mitigar el dolor, e incluso puede provocar que vaya a peor. ¡No te fíes de los mitos sobre las quemaduras!


Esto no son más que unos consejos básicos que te ayudarán a protegerte en caso de que sufras una caída o quemaduras, pero en el deporte en ningún momento te aseguras que no te vaya a pasar nada. ¿Y tú? ¿Tienes alguna técnica para minimizar riesgos? ¡Compártela con nosotros!