Logo Normogel

actualidad > Blog

El menú de Navidad

El menú de Navidad

2017-12-22/

El menú de navidad, ese gran examen al que se presenta cada anfitrión en todo aquel lugar en el que exista una cena o comida navideña. Y es que durante estas fechas tan llenas de felicidad, repletas de quedadas con los familiares y con los amigos de toda la vida, la comida no es una cuestión que se pueda dejar al azar. Más vale que tengas todo atado para que uno de los eventos del año no se te escape de las manos y no tengas problemas de última hora. Para que no tengas que darles muchas vueltas a la cabeza, te proponemos este menú de navidad que te hará quedar como un chef digno de una estrella Michelin.

Ya lo sabes, manos a la obra y… ¡Normogel Quemaduras cerca para que las quemaduras no te amarguen tu tiempo en la cocina!


Entrantes

Antes de sentarte con el tenedor y el cuchillo en la mano, lo ideal sería preparar unos entrantes que tus invitados podrán ir picando y que puedan comer de pie. Con estos entrantes, se creará una ambiente mucho más cómodo y amigable, especialmente si es gente que lleva cierto tiempo sin verse, ya se sabe que las reuniones navideñas se caracterizan por juntar a personas que suelen verse pocas veces a lo largo del año.

Como opción para este inicio de tu menú navideño, puedes optar por algo típico y más sencillo de hacer o sentirte todo un chef digno de una estrella Michelin y dejar con la boca abierta a todos tus invitados. 

Para la opción “tradicional”, te proponemos unos una tabla de embutidos y de quesos variados para ir abriendo el apetito. Jamón, lomo, chorizo y cecina no pueden faltar en esta tabla, además de los múltiples quesos con los que puedes jugar. También puedes combinar esta tabla con algunos canapés, como por ejemplo pastel de cabracho.


En el menú de navidad más innovador, vamos a buscar que sorprendas a todos y cada uno de tus comensales, y para ello, te proponemos dar un toque vanguardista a tu propuesta.

La táctica será la misma, unos entrantes de picoteo mientras todos los invitados se ponen al día de sus vidas y cuentan cómo les ha ido el año. Para esta opción, apostaremos por hacer dos canapés: uno de crema de calabaza y zanahoria con nueces y curry; y el otro de salmón ahumado con una base de queso y pan crujiente.

Con estos entrantes y con todos los invitados puestos al día, solamente queda sentarse en la mesa, coger los cubiertos y comenzar a degustar el menú navideño.


Primer Plato

Ya sentados en la mesa y después de haber saboreado los entrantes, es hora de disfrutar de la buena comida que caracteriza a estas fechas. Para ambas opciones vamos a optar por el marisco para el primer plato.

En el caso de la opción tradicional proponemos unas almejas a la marinera y unos langostinos a la plancha, ambos son productos típicos en las mesas durante la época de Navidad, prácticamente podemos decir que es una opción segura. Para los langostinos, estaría bien acompañarlos con mayonesa o preparar un salpicón, además del típico limón.

Para la opción innovadora, vamos a dejar un poco de lado lo novedoso y vamos a apostar por algo un poquito más selecto pero también muy característico en los platos navideños: percebes y nécoras cocidas. A pesar de la gran calidad de estos dos platos, su elaboración no es extremadamente compleja y se pueden preparar de una manera rápida. En el caso de las nécoras, se pueden servir tanto templadas como frías, eso ya es cuestión de gustos. Para los percebes, la única precaución que deberás tener es envolverlos en un paño a la hora de cocerlos.


Segundo plato

Para el segundo plato de cualquiera de los dos menús, deberás tener en cuenta los gustos de tus invitados, ya que dependiendo de ellos podrás optar por proponer pescado o carne.

Para el tradicional, en la variante del pescado, apostaremos por una lubina al horno. Este plato ofrece varias posibilidades, pero nos vamos a decantar por acompañar la lubina con patatas y con una salma hecha con pimiento verde, pimiento rojo, cebolla, ajo y aceite de oliva.

Para la opción cárnica, puedes recurrir a otro clásico como el cordero asado. Clasicazo que nunca falla y muy recurrente durante estas fechas.


En el menú innovador, aquí sí que te vamos a proponer que des ese toque vanguardista, y para ello te sugerimos carne de pichón. Durante el último año, las más prestigiosas estrellas Michelin se han atrevido con la carne de pichón, ¿por qué no ponerte el mandil de superclase y dejar a todos con la boca abierta? 

Si te parece demasiado arriesgado, lo cual es comprensible, puedes  apostar por la opción del redondo de ternera con salsa de zanahoria. Incluso puedes añadirle un toquecito de mostaza y espárragos.


Postres

Además de los dulces típicos de Navidad que todo el mundo conoce, no estaría mal que ofrecieses algo más aparte de turrón y polvorones.

Para el menú clásico vamos a ir por el camino tradicional, apostando por postres del estilo tarta helada, flan, muse de chocolate… hay una gran variedad que son un acierto seguro y que se adaptan a los gustos de caso todos.

En el menú innovador, el sorbete de limón al cava será el postre estrella, que podrá ser acompañado por un café etíope, que se caracteriza por su suavidad y por tener toques florales, es un café ideal para servirlo infusionado.  


Maridaje

Cada persona tiene sus gustos particulares en el tema de la bebida y normalmente, es bastante complicado poner a todos de acuerdo en este tema, por ello te vamos a dar unas recomendaciones orientativas, pero al final cada invitado terminará eligiendo su bebida.

Para los entrantes, proponemos un vino Jerez, o cerveza negra para los más cerveceros.

Para el marisco y el pescado, una buena opción sería optar por un Martín Códax Lías, mientras que para la carne una buena opción, aunque quizás un pelín cara sería un Vega Sicilia Ribera de Duero.

Pero como ya hemos comentado, el tema de la bebida es un mundo aparte, con lo que de ti dependerá qué tipo de bebida ofrecer.


Esperamos que te haya servido como orientación y que hayas sacado tu propio menú para sorprender en estas Navidades